miércoles, 10 de septiembre de 2008

Marc Crosas

En este artículo voy a hablar de una perla de la cantera barcelonista, Marc Crosas. Actualmente juega en el Celtic Glasgow traspasado por el FC Barcelona, aunque estos aun confían en que madure y poder recuperarlo y se guardan una opción de recompra.

Marc Crosas Luque (Sant Feliu de Guixols, Gerona, España, 9 de enero de 1988) juega de centrocampista defensivo aunque también puede jugar de centrocampista organizador. Tiene una visión de juego privilegiada, una buena colocación y buen pase. Es el clásico “4” de la cantera barcelonista al más puro estilo de Guardiola.

Marc Crosas empezó a jugar al fútbol en la Masía, cantera del FC Barcelona, allí compartió vestuario con jugadores como Cesc Fabregas o Gerard Piqué. Su primer partido oficial con el primer equipo del Barça fue en la Copa del Rey de la temporada 2006/2007 contra el CF Badalona. Después también llegó a ser convocado para el Mundialito de clubes de 2006, incluso jugó un partido de Champions League a finales del 2007.

Poco después de ese partido, en el mercado de invierno de la pasada temporada, el Olympique de Lyon consiguió su cesión hasta final de temporada. Marc Crosas no tuvo mucha participación en el equipo francés, solo jugó 8 partidos, y a final de temporada volvió al Barcelona con intención de quedarse. Pero el Barça tenía otros planes para él, y en agosto fue transferido al Celtic de Glasgow por un millón y medio variable, aunque el Barça tiene una opción de recompra para las siguientes dos temporadas.

Con las categorías inferiores de la selección española, Marc Crosas no ha tenido una gran participación. Donde más destacó fue en la categoría sub-17 donde jugó 8 partidos y marcó 2 goles. Por las demás categorías tuvo un paso mucho más fugaz, y con la absoluta aun veo difícil que debute de momento, solo hay que ver el centro de campo que tenemos actualmente, en mi opinión el mejor del mundo.

Este verano Marc Crosas se ha ido a uno de los dos mejores equipos de la liga escocesa, una liga dura, va a ser un reto que tendrá que superar y le ayudará a madurar para algún día poder tener la oportunidad de volver al FC Barcelona. Allí en Escocia se encontrará con un viejo amigo, Aarón Ñiguez, aunque no podrán mantener mucha relación porque juega en el Glasgow Rangers y la rivalidad entre estos dos clubes es de las peores.